Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background

Aportes de la
sociedad civil

Evaluación de la transparencia del Sistema de Información
de Proyectos (SIP) del COSIPLAN

[exp_float_div_ps name=”decargelo”]

ABSTRACT

1En cumplimiento de sus compromisos en favor de la transparencia pública el Consejo de Suramericano de Infraestructura y Planeamiento (COSIPLAN), consejo sectorial de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), implementó desde el año 2013 el Sistema de Información de Proyectos (SIP). La herramienta informática muestra los datos de los 593 proyectos que conforman su cartera de proyectos de infraestructura regional. Sin embargo, no se encuentra a la fecha la totalidad de la información requerida. En este artículo, elaborado por la Coalición Regional por la Transparencia y Participación , presentamos una evaluación de los alcances de la información que posee el SIP, resaltando los vacíos e inconsistencias presentes en las fichas de los proyectos de la cartera. Asimismo, argumentamos que sus deficiencias responden a los mecanismos internos dispuestos para su actualización. Sugerimos atender de la calidad de la información para, de este modo, cumplir con los compromisos asumidos en los estatutos del COSIPLAN.

 

 

INTRODUCCIÓN

info-1

En suma, a pesar de los esfuerzos realizados por mejorar la herramienta, los campos de información en las fichas de los proyectos presentan vacíos e inconsistencias que afectan la precisión de los datos. Esto tiene como consecuencia que, a pesar de las potencialidades del SIP para contestar interrogantes cruciales para evaluar esta iniciativa de integración suramericana, las respuestas queden pendientes ante el incumplimiento en la entrega en la información. Por ejemplo, el sistema busca dar a conocer el grado de mejora de la infraestructura y flujo comercial; dar herramientas para medir tanto los impactos socio-ambientales de los proyectos como sus impactos acumulativos sobre los ecosistemas o poblaciones vulnerables; o finalmente indicar los actores que aportan o se benefician de los proyectos, como los bancos de desarrollo o empresas privadas. Sin embargo, al no encontrarse la información completamente diligenciada por los funcionarios encargados en cada país, la herramienta no puede ser utilizada en su máxima capacidad.

La herramienta ha sido modelada y es utilizada como una plataforma colaborativa entre los gestores públicos con el propósito de conocer el número de proyectos acordados, sus áreas de incidencia económica y social, calcular sus costos y monitorear anualmente el nivel de avance de la cartera. Pero colocarían a un nivel secundario de interés los campos relativos a la descripción de los proyectos, el avance de su ejecución, cumplimiento del proyecto frente al ordenamiento jurídico del país en que se encuentra, los procesos de licenciamiento ambiental o los actores, montos y desembolsos del financiamiento. El avance de la actualización de éstos sería una evidencia de ello.

La fuente principal de este informe lo conforman el más de medio millar de fichas de los proyectos de la cartera. Asimismo, las cifras resultantes de la evaluación realizada por la Secretaría del Comité de Coordinación Técnica del COSIPLAN, las cuales miden la actualización de las mismas por cada país. Finalmente, la información ha sido complementada con entrevistas realizadas a los coordinadores nacionales participantes en la XXIX Reunión del Foro Técnico IIRSA.

 

LOS ALCANCES DEL SIP

info-2

Distintas perspectivas confluyen en los análisis realizados sobre los alcances de esta iniciativa. Por un lado, una mirada que observa su función como promotor de la conectividad de la región a partir de la construcción de redes de infraestructura para la integración física y resalta su atención a criterios de desarrollo social, económicos y medioambientales (BID-INTAL 2010; BID-INTAL 2015, p. 106). Por el otro, una visión contrastante ve en el COSIPLAN la expresión de un modelo de desarrollo extractivo-exportador que privilegia una agenda en favor de las políticas de libre mercado (Navarro 2015; Jarrin, 2015), y que en ese sentido busca la integración de los territorios hacia la globalización capitalista, tendiendo en consecuencia a fragmentar y provocar el vaciamiento económico y poblacional de ciertas áreas del continente (Carvalho, 2011).

Las miradas convergen sobre los datos que proporciona el COSIPLAN respecto a la conformación de la cartera de proyectos. A la fecha cuenta con 593 proyectos que suman en total US$ 182,4 millones. Para su implementación los proyectos se encuentran divididos en las categorías Comunicación, Energía y Transportes, que a su vez se subdividen en subsectores según el tipo de obra y se distribuyen en 10 ejes de integración y desarrollo según las características geográficas del territorio en cada país . En paralelo, se ha conformado una Agenda de Proyectos prioritarios de Integración (API) considerados de carácter estratégico y de alto impacto para la integración física y el desarrollo económico regional, con 31 proyectos estructurados, conformados por 103 proyectos individuales, con una inversión estimada de US$ 21.1 millones (IIRSA-COSIPLAN, 2015).

Sin embargo, desde su antecedente como IIRSA hasta su incorporación en el COSIPLAN la implementación de la cartera de proyectos no ha estado exenta de cuestionamientos. La sociedad civil ha formulado observaciones debido a sus impactos ambientales y sus efectos sociales, en especial sobre las poblaciones indígenas en el área amazónica; por ejemplo, en la construcción de las carreteras San Francisco – Mocoa en Colombia, Villa Tunari – San Ignacio de Moxos en Bolivia, Interoceánica Sur en Perú (Rivasplata y Otros 2014, Roza 2014), o las represas del complejo hidroeléctrico del río Madera en Brasil (Fearnside 2014, Vargas 2012). Asimismo, ha sido observado el ingreso de China y Brasil como actores disruptivos dentro de la dinámica económica regional en el financiamiento de las obras de infraestructura; en específico, a través del Banco Nacional de Desarrollo de Económico y Social (BNDES) de Brasil, y el Export-Import Bank (ExIm Bank) de China (Cerdas 2015; Grupo Regional 2014).

Dentro de este contexto de discusión, que discurre a un nivel teórico sobre la naturaleza de la iniciativa, así como a un nivel de implementación y las características de la ejecución de las obras.

2Es el mecanismo mediante el cual se sustentan los objetivos establecidos en el estatuto del Consejo en favor de la transparencia y del fomento del uso intensivo de tecnológicas de información y comunicación para superar las barreras geográficas y operativas dentro de la región .

Los datos de la herramienta brindarían amplias posibilidades para la evaluación del avance de la cartera. Siguiendo el manual del usuario (SIP, 2015), el sistema obtiene la información de un conjunto de fichas sobre las cuales cada país, a través de sus coordinadores nacionales, tiene la responsabilidad de completar y actualizar. Las fichas están divididas en cuatro secciones de información principales y reúnen cerca de 30 indicadores numéricos, variables nominales y campos para ingresar información de forma narrativa. La sección Datos Principales indica elementos como la denominación del proyecto, el eje de integración al que pertenece, grupo, países involucrados, ámbito de intervención, sector y subsector, tipo de obra, año de finalización, si está considerado como un proyecto Ancla y datos generales sobre el financiamiento.

En la sección Alcances del proyecto se puede hallar información en formato narrativo sobre los objetivos, situación, riesgos y amenazas del proyecto. Adicionalmente, un campo de Descriptores del proyecto que contiene información sobre las características de la obra en unidades métricas o volúmenes. En costo y financiamiento las fichas poseen también campos con indicadores económicos como el monto de inversión total, fuente y tipo de financiamiento y el estado del mismo. De manera similar, para el caso de los estudios de la obra. Finalmente, en estado del proyecto se indica la etapa en la que se encuentra cada proyecto (perfil, pre-ejecución, ejecución, concluido) y fecha de finalización. Respecto a las licencias y estudios las fichas señalan el estado de los estudios e indican si los proyectos cuentan con licencia ambiental.

Cuadro 1. Principales campos de información de las fichas de proyectos. Elaboración propia. Fuente: SIP 2015, pp, 18-21.

tabla1

En los últimos años se han realizado mejoras en la herramienta . Uno de los más importantes avances es la implementación del Sistema de Monitoreo Permanente (SMP) como parte del grupo de indicadores del estado de los proyectos.

3

Del mismo modo, como parte del Plan Estratégico 2012-2022, se determinó la creación de una herramienta de georreferenciación para orientar la planificación territorial. La herramienta se implementa como Sistema de Información Geográfica (SIG) .

Sobre la base del campo de Datos Principales la herramienta arroja resultados que dan cuenta del avance del COSIPLAN. Por ejemplo, la cartera de proyectos ha aumentado significativamente su dimensión en los últimos años: de 335 proyectos que comprendía en su fase IIRSA al año 2003, que sumaban US$ 37,4 millones, aumentó en un 56 % alcanzando la cifra de 593 al 2015, con una inversión estimada en US$ 182,4 millones. Respecto a la ejecución de los proyectos, de 51 proyectos concluidos al 2008, se cuenta al 2015 con 115, con una inversión realizada de US$ 26,1 millones. Destaca el Eje Mercosur-Chile, conformado por Argentina, Chile, Paraguay, Uruguay y Brasil, como principal eje de proyectos: aumentó su cartera de 68 proyectos en 2003 a 124 en 2015, alcanzando US$ 56,1 millones. Representa de este modo el 20,9 % de la cartera en cantidad de proyectos y el 30,7 % en montos (IIRSA-COSIPLAN, 2015, p. 18).

Cuadro 2. Evolución de la cartera de proyectos 2014-2015 (en millones US$). Fuente: IIRSA-COSIPLAN 2015, p. 17.

tabla2 info-3

Cuadro 3. Subsectores de los proyectos (en millones US$). Fuente: IIRSA-COSIPLAN 2015, p.

tabla3

Sin embargo, a pesar de los avances notorios, innovaciones y resultados arrojados, el SIP presenta vacíos e inconsistencias en la información proporcionada en las secciones relativas a los Alcances, Costos y Estado de los proyectos. Estas secciones permitirían profundizar la evaluación de las características y los avances en la implementación de la cartera y en última instancia medir el progreso en materia de ejecución de esta iniciativa de integración suramericana y sus efectos, pero la imprecisión de la información o su ausencia impide el análisis de los campos.

Esta situación estaría directamente condicionada a la forma en que está configurado el SIP y la gestión de cada país hacia el COSIPLAN. A continuación, en los siguientes apartados presentamos una evaluación de las deficiencias de la herramienta y las posibles razones exploradas.