Alejandro, ¿lo hiciste otra vez?

0
670

Fuente: peru21.pe

“¿Sería Toledo un genio del crimen que pudo recibir US$26.3 millones de coimas sin que nadie lo sospechara?”

Según confesión de Jorge Barata, Odebrecht le pagó US$20 millones de coima a Alejandro Toledo por los tramos 2 y 3 de la Interoceánica Sur (IIRSA). Multitud de evidencia sugiere que Camargo Correa también habría coimeado a Toledo por US$6.3 millones a cambio del tramo 4 de la carretera. Según Hildebrandt en sus trece, el fiscal Hamilton Castro estaría investigando esta nueva presunta coima.

La Interoceánica Sur tenía el propósito de unirnos por tierra con el Brasil. Pero la IIRSA se emprendió a la carrera, con información falsa, sin estudios definitivos de ingeniería, y en condiciones en extremo lesivas para el Perú, de acuerdo con el testimonio de Gustavo Guerra García, ex funcionario del gobierno de Toledo. Mientras el costo de la IIRSA Sur se acerca a los US$4,000 millones hasta la fecha, las exportaciones terrestres a Acre y Rondonia fueron de solo US$2 millones en 2015. En efecto, menos del 2% de las ventas al Brasil salen por la vía, cuyo tráfico es 50 veces menor al de la Panamericana. Con Valeria Morales hemos estimado que la pérdida social de la IIRSA superaría largamente los US$2,000 millones.

De acuerdo con la Policía del Brasil, Camargo Correa habría programado US$6.3 millones de sobornos por la IIRSA Sur. En una planilla de coimas incautada figura un pago de US$91,667 a una cuenta en Inglaterra cuyo titular es Josef Maiman. Se ha comprobado que esta cuenta recibió exactamente US$91,667 en junio de 2006. La misma cuenta recibió luego otros US$1.5 millones del Brasil. Con plata de Maiman, quien financió Ecoteva, se cancelaron las hipotecas de Toledo y se hicieron compras inmobiliarias. ¿Qué probabilidad hay de que Toledo no haya sido coimeado con Maiman como intermediario?

¿Por qué los ministros de Toledo no se opusieron a la Interoceánica Sur sino que más bien la eximieron del SNIP? ¿Por qué nadie en Proinversión, que entonces dirigía PPK, alzó su voz de protesta o alarma? ¿Por qué se ignoraron las numerosas objeciones de la Contraloría?

¿Sería Toledo un genio del crimen que pudo recibir US$26.3 millones de coimas sin que nadie lo sospechara? ¿Por qué, dada la alta probabilidad de corrupción, el gobierno de PPK no pide la intervención judicial de la IIRSA Sur? Si no hacemos nada, Odebrecht, Camargo Correa y sus socios disfrutarán de la concesión hasta 2030.

Toledo tendría las alforjas llenas de dinero mal habido para contratar abogados sin escrúpulos que lo defiendan. ¿Qué está haciendo el gobierno para buscar que Toledo enfrente la justicia y nos diga todo lo que sabe sobre la horrenda concesión de la Interoceánica Sur?