CELAC: La apuesta por la integración latinoamericana en medio de la crisis del multilateralismo

0
488

Autoras: Paloma Cotrina y Denisse Linares

Programa Amazonía Derecho, Ambiente y Recursos Naturales – DAR

El 31 de octubre iniciará la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 26), que constituye un hito para la aplicación y elaboración de medidas de mitigación y adaptación para hacer frente al cambio climático, a partir de los puntos pactados en el Acuerdo de París. En este escenario, la conservación de la Amazonía constituye una estrategia fundamental para luchar contra el cambio climático, dado que los ecosistemas boscosos capturan y almacenan carbono, evitando así el incremento de emisiones de gases de efecto invernadero.

Por otro lado, otro hito importante que se está llevando a cabo esta semana es el conjunto de reuniones previas a la COP del Convenio de Diversidad Biológica, cuyo objetivo es actualizar las metas en relación a  la conservación de la diversidad biológica, el uso sostenible de sus componentes y la distribución justa y equitativa de los beneficios de los recursos genéticos. Este espacio es clave en cuanto a las responsabilidades y compromisos que los estados y actores como la banca multilateral debe asumir, al ser un potencial actor de financiamiento de los objetivos que se propongan en espacios como la COP de la CDB, y que están vinculados a la conservación de la Amazonía como lo dispone el Pacto.

En este breve análisis se presentarán algunas recomendaciones para una mejor implementación del Pacto de Leticia que tiene como su principal financista al BID y al GCF mediante el Fondo para el Desarrollo Sostenible y Bioeconomía para la Amazonía.

Leer artículo completo:

Descargar (PDF, 169KB)