Las Zocre sobre territorios indígenas y los derechos de titulación de las comunidades nativas en San Martin

0
2888

En el marco de la movilización indígena del 5 de junio en la región San Martín, los representantes indígenas de los pueblos Awajun, Shawi y Kechwa suscribieron junto con las autoridades del Gobierno Regional de San Martín (GORESAM), específicamente la Autoridad Regional Ambiental (ARA) y la Dirección Regional de Agricultura (DRASAM), el “Acta de Tarapoto”, que coloca en la agenda del actual gobierno regional la titulación de comunidades nativas en la región, largamente postergada.

Una de las tareas que el GORESAM se ha comprometido a resolver es la devolución de áreas que inscribió en registros públicos como propiedad estatal para establecer Zonas de Conservación y Recuperación de Ecosistemas (denominadas ZOCRE), a pesar de que dichas áreas no eran de “libre disponibilidad” y más bienson territorio tradicional indígena. Actualmente se han inscrito 19 se estas zonas y 28 están propuestas.

Cabe señalar que, de acuerdo con el artículo 23 de la ley Nº 29151[i] , y con la ley Nº 29618[ii], en su disposición complementaria, la inmatriculación (inscripción en Registros Públicos) no procede en caso de que en predios que estén en posesión y uso ancestral de comunidades campesinas y nativas. Debido a la falta de identificación de las comunidades nativas, algunas de las ZOCRE se superponen a sus territorios. Eso significa que territorios de propiedad de comunidades nativas figuran en la SUNARP como bienes a nombre del GORESAM.

Esto ha ocurrido, por ejemplo, con la “Zona de Conservación y Recuperación de Ecosistema Cocha Paichiu, Atuncocha, Papacocha, Cuenca Yurac”, ZOCRE ubicada en el distrito de Papaplaya, El Porvenir, Chipurana y Huimbayoc, en la provincia de San Martín, cuya inmatriculación se realizó a pesar del rechazo de las organizaciones indígenas, quienes demandaban titulación, en un contexto de avance de grupos económicos agroindustriales[iii].

Hoy en día, las comunidades nativas de Santa Sofía, Santa Rosa, San Manuel, Tipishca, Atun Mayu Puerto Mercedes y Reforma Llakta (entre otras de la cuenca del Chipurana que se encuentran en proceso de reconocimiento), no podrían inscribir su título comunal ante registros públicos.

Mapa Referencial, elaborado por CEPKA:  ZOCRE “Paichiu, Atuncocha…” (coloreada en rojo), territorio comunal solicitado (coloreado en turquesa), centros poblados y algunas comunidades nativas afectadas (en puntos rojos)

La invisibilidad oficial de las Comunidades y las trabas para la titulación de sus territorios en los ámbitos delimitados para las ZOCRE

En la región San Martín, existen 89 comunidades reconocidas, de las cuales solo 29 con tierras comunales  tituladas, las no tituladas son 60 comunidades nativas reconocidas pertenecientes a los pueblos Shawi, Kechwa y Awajun, que por medio de sus organizaciones representativas, vienen exigiendo la titulación oficial de sus territorios colectivos. No se ha titulado ninguna comunidad a pesar de que desde el 2011, le fue transferida al Gobierno Regional la función de titular comunidades nativas.

Tampoco se avanzará en la titulación el próximo año porque San Martín no estaría considerada para recibir fondos del “Proyecto Catastro Titulación y Registro de Tierras Rurales en el Perú” (PTRT3), debido a que en el Ministerio de Agricultura habría considerado que las Zonas de Conservación y Recuperación de Ecosistemas son una traba para operativizar el proceso de titulación. Además, se ha informado a las organizaciones que el mismo Gobierno Regional habría declarado que no había comunidades a titular.

En consideración a esta grave situación de vulneración de derechos de las Comunidades Indígenas de San Martín y de acuerdo con el Acta de Tarapoto, los representantes de las organizaciones indígenas están solicitando que se establezca “EL PROCEDIMIENTO A SEGUIR CON LA FINALIDAD DE RESTABLECER LOS TERRITORIOS AFECTADOS POR LAS INMATRICULACIONES, DEBIDO A LA PROHIBICIÓN EXPRESA DE LA LEY N° 29618 (….)”[iv]. Así mismo, están planteando la necesidad de que  el Gobierno Regional, y en especial el ARA, priorice la identificación (visibilización oficial) de territorio de comunidades nativas y que no se sigan creando u otorgándose áreas de conservación para beneficio de terceros, que es menos engorroso que otorgar títulos de propiedad a comunidades, sobre territorio de pueblos indígenas.

El GORESAM ha planteado a las organizaciones indígenas ir a la ciudad de Lima y sostener una reunión con los funcionarios del Ministerio de Agricultura a fin de que la región reciba fondos del PTRT3 para la titulación de comunidades. Se espera que esto se concrete a principios del mes de julio.

Todas estas acciones, de ser tomadas en cuenta, serían positivas para mantener el diálogo de cara a los procesos de titulación que deben seguir encaminándose. Este no se puede postergar principalmente cuando existen intereses de terceros sobre territorios indígenas, obteniendo concesiones de conservación, mineras y de hidrocarburos, así como también la adquisición de predios para el desarrollo de monocultivos (palma aceitera).

Se espera no solo expresión de voluntad, como la firma del “Acta de Tarapoto”, sino también estrategias claras para impulsar el desarrollo regional en base a la conservación, teniendo como aliados a las comunidades nativas, potenciando sus múltiples formas de control y cuidado del bosque, y teniendo como estrategia clave y piedra angular la titulación oficial comunal.

CEPKA está de acuerdo con la adopción de políticas y normativas que defiendan los recursos naturales y que promuevan la conservación de la diversidad, en la región de San Martín. Desde CEPKA, se han apoyado y se apoyarán este tipo de iniciativas, siempre y cuando vayan de la mano con la seguridad jurídica territorial de las comunidades nativas.