Perú debe incluir un capítulo ambiental en TLC con China

0
395

Fuente: DAR 

El 96.5% de las exportaciones de nuestro país a China están asociadas a recursos naturales (de acuerdo a datos de la Cámara de Comercio Perú-China al 2017.

Lima, 26 de septiembre de 2019.-  Del 23 al 27 de septiembre se viene realizando en Lima la cuarta ronda de reuniones para la renegociación del TLC Perú-China. De esta manera, nuestro país tiene la oportunidad de mejorar las condiciones del TLC con diferentes medidas, una de las cuales sería la incorporación de un capítulo ambiental que permita incluir medidas destinadas a la protección ambiental en el marco de las actividades comerciales que se promueven.

Cabe destacar que el 96.5% de las exportaciones de nuestro país a China están asociadas a recursos naturales, de acuerdo a datos de la Cámara de Comercio Perú-China al 2017, las cuales se enmarcan en la industria minera y pesquera, principalmente; y también al sector forestal, petrolero y gasífero, los cuales se desarrollan en zonas biodiversas y vulnerables de nuestro país.

Por ello es importante que se incluya en este TLC un apartado con medidas destinadas a la protección ambiental en el marco de las actividades comerciales que promueve, tal como se realizó en acuerdos comerciales de similar magnitud, como el de Estados Unidos o la Unión Europea, mediante los cuales se ha impulsado medidas que ayudan a mejorar la gestión de nuestros recursos naturales.

Por ejemplo, a partir de disposiciones del capítulo forestal del TLC con Estados Unidos, no se ha permitido la entrada a dicho país de embarques que contenían madera ilegal, de acuerdo a declaraciones de la Cámara de Comercio de Lima[1]. Asimismo, la Comisión Europea pidió a Perú durante el 2018 que envíe un Plan de Acción para una mayor protección de los derechos ambientales y laborales contemplados en el TLC con la UE[2].

Asimismo, las disposiciones de un capítulo ambiental pueden apuntar a asegurar que no se disminuyan los estándares ambientales y sociales de los países firmantes, como se incluyó en el artículo 18.1 del TLC con Estados Unidos.

Cabe mencionar que la inclusión de capítulos ambientales se generó por iniciativa y condicionamiento tanto de USA y la Unión Europea al Perú, en sus respectivos TLC; sin embargo, en esta oportunidad, el Perú puede marcar un hito proponiendo un cambio entre los asuntos a negociar con China, como es el Capitulo Ambiental.

Recordemos que China está generando cambios fundamentales en su estructura interna en relación a la protección y cuidado de sus recursos naturales, como es la generación de los lineamientos de crédito verde[3], donde establece medidas como la gestión diferenciada basada en la categoría de riesgos ambientales de las empresas[4]. Asimismo, la Administración Estatal de Protección Medioambiental de China ha dispuesto la creación de una lista negra de empresas con infracciones ambientales[5],  esta es una de las medidas que China dispone para promover la sostenibilidad de sus actividades económicas, por lo que es un asunto de conocimiento e interés para el país asiático.

Honrar compromisos internacionales

En el mes de abril, China adoptó el compromiso frente a Naciones Unidas de “establecer medidas que garanticen que los proyectos de desarrollo e infraestructura dentro y fuera de su territorio sean compatibles con los derechos humanos y respetuosos con el medio ambiente”[6]. Así como “considerar establecer un marco jurídico para garantizar que las actividades realizadas por las industrias sujetas a su jurisdicción no menoscaben los derechos humanos en el extranjero”[7] Ello en el marco de su Examen Periódico Universal (EPU) sobre derechos humanos.

La inclusión de un capítulo ambiental en este Acuerdo Comercial se enmarcaría en el cumplimiento de este compromiso, significando un hito de cambio frente a anteriores experiencias en América Latina, como las que ha tenido en minería, petróleo e infraestructura, vinculadas a incumplimientos de derechos ambientales y sociales.

Cabe recordar que, en el marco del EPU, la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica – COICA, en coordinación con la Coalición Regional por la Transparencia y Participación (conformada por Derecho, Ambiente y Recursos Naturales – DAR, de Perú; la Asociación Ambiente y Sociedad, de Colombia; CEDLA, de Bolivia; y Conectas –Direitos Humanos, de Brasil), envió a Naciones Unidas un Informe reportando cinco casos de vulneraciones a derechos humanos por inversiones a cargo de empresas de capitales chinos en la amazonía de América Latina.

En estos casos, las afectaciones para los pueblos indígenas se dieron a partir de débiles mecanismos de transparencia sobre estándares y políticas de inversión en materia socioambiental, inexistente información técnica de carácter ambiental, y nulos mecanismos de participación y consulta.

Notas al pie


[2] Ref. Ares(2018)4023840 – 30/07/2018

[4] Coalición Regional,  “Inversión Pública y Financiamiento Chino en América Latina”, p.4 Ver https://coalicionregional.net/wp-content/uploads/2018/04/boletin-inversion-publica-y-financiamiento-chino-2.pdf

[5] Ver:  CONELLY, Marisella,“Problemas de contaminación y respuesta del Estado chino y organizaciones sociales”