Reseña del webinar: El rol de Latinoamérica en la Iniciativa de la Franja y la Ruta

0
12

En este seminario web se discutió el rol que tendría América Latina en la Iniciativa china de la Franja y la Ruta. También se presentaron evidencias sobre cómo se viene desarrollando la relación económica y sociopolítica entre China y la región, principalmente en países como Argentina, Colombia y Perú. 

Relaciones que se plasman en el desarrollo de proyectos con alta conflictividad socioambiental. Todo ello implica una revisión crítica de dichas relaciones, ahora que China priorizará la seguridad alimentaria de su población, así como su crecimiento económico, en el actual contexto de pandemia.

A su vez, el webinario sirvió como espacio de presentación de la publicación “El rol de América Latina y el Caribe en la Iniciativa de la Franja y la Ruta y la estrategia política de China hacia la región”, elaborada por el Grupo Regional sobre Financiamiento e Infraestructura (GREFI)  y que ha sido recientemente publicada.

A continuación ofrecemos un breve resumen de este encuentro, que contó con la presencia de sociedad civil y miembros de la academia:

 

El potencial de América Latina y el Caribe dentro de la Iniciativa

Gonzalo Roza de la Fundación para el Desarrollo de Políticas Sustentables (Fundeps, Argentina) explicó el contexto de las relaciones entre América Latina y el Caribe (ALC) y la República Popular China (RPC). Nexos que datan del siglo pasado y que fueron afianzándose con el correr del tiempo a través de la intensificación de los lazos políticos, económicos, socioculturales y científicos.

Esto se ve particularmente evidenciado en los Libros Blancos de las políticas de China hacia la región (2008 y 2016) y en espacios como el Foro China – CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños). Este último es el principal espacio de vinculación política entre la región y el país asiático, donde se instrumentaliza la participación de ALC en la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

 

Agregó que la iniciativa implica la promoción de proyectos de infraestructura, la conformación de nuevos mercados y otros objetivos económico-comerciales, pero también plantea una competencia a la hegemonía global de Estados Unidos en términos político-estratégicos. “América Latina y el Caribe tiene un potencial rol estratégico dentro de la Iniciativa ya que posee una de las reservas más importantes de materias primas y un mercado consumidor de aproximadamente 600 millones de personas”, precisó.

 

Pero la Iniciativa no solo implica oportunidades para la región, sino también grandes desafíos, al plantear potenciales perjuicios e impactos negativos en materia socioambiental y de derechos humanos. Sobre todo teniendo en cuenta la experiencia reciente en relación con el financiamiento chino de proyectos de infraestructura en los países de la región.

<<Descarga la presentación>>

Descargar (PDF, 1.35MB)

 

China y su posicionamiento en la región

Yolanda Trápaga de la Red Académica de América Latina y el Caribe sobre China de la Universidad Autónoma de México (UNAM) analizó la función estratégica de la agricultura en la relación entre ALC y la RPC, a partir de la gran demanda de productos, como granos forrajeros, soja, etc., posicionando a América Latina como su importador neto de alimentos. “China viene acaparando ecosistemas frágiles, como la Amazonía y las pampas húmedas de Argentina, no aptos para la agricultura, generando cambios de uso de suelo y arriesgando la soberanía alimentaria de la región”.

 

Según el Banco Mundial, señala Trapaga, las inversiones chinas también se expanden a la madera y celulosa, afectando 3.4 millones de ha, siendo su estrategia invertir en proyectos de cooperación Sur-Sur, enfocados en infraestructura. Por ello, ponen a su servicio el campo de otros países con altos costos ecológicos y sociales; generando conflictos, debido a los impactos en la salud de las personas.

 

La especialista de la UNAM mencionó que si bien el proyecto One Belt, One Road tiene en el corazón de sus inversiones el carbón, al considerarlo una tecnología más confiable que las renovables,  China ha generado compromisos para la reducción de emisiones de GEI, por lo que la región se estaría relacionando con una potencia con un doble discurso en materia de defensa de derechos y medio ambiente.

<<Descarga la presentación>>

Descargar (PDF, 405KB)

 

China y su presencia en espacios multilaterales

David Cruz de la Asociación Ambiente y Sociedad (AAS, Colombia) expuso sobre el contexto de los espacios regionales de América Latina y el Caribe donde se insertaría la Iniciativa de la Franja y la Ruta. Indicó que la creciente presencia de China en espacios multilaterales regionales, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), le ha permitido financiar proyectos en sectores como agricultura, comercio e infraestructura energética y para el transporte.

 

Este financiamiento viene de fondos y créditos para el desarrollo de infraestructura, establecidos en el marco del Foro China – CELAC con dinero de los principales bancos chinos como el Banco de Desarrollo de China, el Banco de Exportaciones e Importaciones de China o el Banco Popular de China.

 

Por ejemplo, el Fondo Chino de Confinanciamiento para América Latina y el Caribe, administrado por el BID,  ha permitido la llegada de capital chino a megaproyectos con graves denuncias por sus impactos ambientales y sociales. Uno de los proyectos emblemáticos a los que ha llegado dinero de este fondo es la Hidroeléctrica Ituango en Colombia,  cuestionado por el  desastre ecológico que ha generado, las violaciones a derechos humanos a comunidades locales y campesinas y persecuciones a defensores ambientales.

 

De tal manera, la promoción de nuevos proyectos ligados a la iniciativa de la Franja y la Ruta y con respaldo de diferentes organismos multilaterales de la región necesita de salvaguardas sociales y ambientales fuertes y debe prevalecer el bienestar de los pueblos, la preservación de su identidad y de las tierras que habitan.

<<Descarga la presentación>

Descargar (PDF, 1.2MB)

 

China y los tratados bilaterales 

Para Denisse Linares de Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR, Perú) los tratados bilaterales firmados entre la región y la RPC han sido una forma de afianzar permanentemente los intereses de China sobre América Latina, además evidencian la falta de reciprocidad y asimétria de las relaciones, donde el país asiático tiene un rol preponderante de importador de materias primas.

 

El contenido de acuerdos como el Tratado de Libre Comercio entre China y Perú, y los diversos Memorándums de Entendimiento, dan cuenta de cómo China se diferencia de otras potencias, debido a que invierte en toda la plataforma logística para transportar los productos de su interés. Un ejemplo de ello es su presencia en proyectos de la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA).

 

En el otro frente,  los gobiernos de la región en su objetivo de propiciar las condiciones atractivas para capitales chinos, generan normas como las presentadas en el marco de la renegociación del Tratado de Libre Comercio, sin proponer cambios trascendentales en materia ambiental y social.

<<Descarga la presentación>>

Descargar (PDF, 842KB)

 

Argentina y China: Las represas del río Santa Cruz 

María Marta Di Paola de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN, Argentina) comentó que en 2014, se generó el acuerdo de máxima influencia china: la Asociación Estratégica Integral. Este acuerdo definió a China y Argentina como socios en el sistema internacional y que negocien de manera conjunta. Otro acuerdo de alerta es el relacionado a proyecto de exploración de espacio profundo, como el ubicado en la Patagonia argentina cedido a comodato por 50 años.

 

En el marco de estos acuerdos, la Represas Cóndor Cliff y la Barrancosa, en la provincia de Santa Cruz, son los proyectos de energía más grandes que China estaría haciendo fuera de su país. Esta propuesta trata de represar el río Santa Cruz, donde descansa el Parque Nacional de Glaciares: Perito Moreno, Ushuaia, que forman el Campo de Hielo Patagónico, el más importante del mundo, luego de los casquetes polares.

 

Debido a la incidencia de sociedad civil y las comunidades indígenas, el proyecto se paralizó por presentar un estudio de impacto ambiental (EIA) deficiente. Pero, la revisión de los nuevos EIA se vieron intervenidos, a causa de las condiciones propuestas por el Convenio de Diversidad Biológica para seguir financiando otros proyectos. Esto generó que el Gobierno argentino acelere su revisión y a pesar de la oposición unánime de la población consultada, el proyecto fue aprobado.

 

Actualmente FARN, organizaciones civiles y comunidades mapuches están exigiendo un nuevo EIA, ya que consideran que el proyecto aún presenta deficiencias, y su continuidad se basa en sostener el vínculo entre ambos países, hipotecando bienes ambientales y los derechos de nuestras comunidades.

<<Descarga la presentación>>

Descargar (PDF, 1.35MB)

 

Reflexiones

  • Es vital una mayor participación de sociedad civil en el seguimiento e incidencia de las inversiones chinas a nivel nacional y regional.
  • Articular a la academia con las organizaciones indígenas, y sociedad civil para generar un seguimiento en base a la casuística y proporcionando alternativas de solución a las instituciones chinas.
  • Se deben generar espacios de diálogo entre China, los pueblos indígenas, sociedad civil y los estados de ALC, de manera que se haga seguimiento a las responsabilidades de las inversiones chinas.
  • Incorporar estándares socioambientales en los tratados bilaterales, el cumplimiento de sus compromisos internacionales en el marco de espacios como la COP, el principio de extraterritorialidad, entre otros.

Datos

El seminario web “El Rol de Latinoamérica en la Iniciativa La Franja y la Ruta”, realizado el 30 de mayo, fue organizado por el Grupo Regional sobre Financiamiento e Infraestructura (GREFI) –conformado por AAS, DAR y Fundeps–, en alianza con la Coalición Regional por la Transparencia y la Participación, la Red Académica de América Latina y el Caribe sobre China de la Universidad Autónoma de México (UNAM), y de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN).

Accede a la grabación del seminario web aquí.